El Premio a la Innovación Tecnológica Agroalimentaria del Departament d’Acció Climàtica reconoce la innovación tecnológica del sector agroalimentario

¡Nuestra felicidad en un día como hoy es inmensa! En Torclum nos han notificado la consecución del Premio a la Innovación Tecnológica Agroalimentaria (PITA) en su XXII edición, gracias a nuestra innovación en el proceso de elaboración y extracción del aceite de oliva, separando el hueso de la pulpa.

Premis PITA

En la modalidad Joven Emprendedor/a Innovador/a Ester Andreu, co-fundadora de TORCLUM SL, recibió ayer la notificación del Premio Pita, del Departament d’Acció Climàtica, Alimentació i Agenda Rural del govern de la Generalitat, junto con otros dos finalistas de distintas categorías. En esta edición se han presentado 24 iniciativas innovadoras. La gala del otorgamiento del guardón está aún pendiente de la fecha de celebración.

“El premio es el fruto y el reconocimiento después de nueve años trabajando con un equipo de Quods, que han logrado patentar un sistema para elaborar el aceite de oliva separando el hueso de la pulpa, sin romperlo, con una deshuesadora”, destaca Ester Andreu. Recordemos que el aceite de Torclum es un aceite de oliva virgen extra de producción ecológica a partir de aceitunas arbequinas.

Con este sistema, en Torclum hemos logrado un aceite aún de mayor calidad y una mejora ambiental. El hecho de no romper el hueso de la oliva reduce el consumo energético y de agua y aumenta el volumen de producción de la máquina. Además, el sistema dispone también de un software y sensores propios que aumentan la efectividad en el trabajo y reducen así el consumo energético al máximo.

Bajo el principio de residuo cero de nuestra empresa Torclum, con la técnica innovadora ganadora en la XXII edición del PITA, reutilizamos todo el residuo que generamos: utilizamos las hojas para mezclar con la zanja para hacer abono para los árboles para el año próximo, y los huesos los usamos para hacer biomasa para calentar el agua sanitaria y la calefacción de las propias instalaciones. El molino representa una mejora sustancial en la calidad del aceite de oliva que elaboramos y también impulsa la eficiencia, la sostenibilidad y la responsabilidad ambiental.

El resto de empresas premiadas en diferentes modalidades son COSELVA (Agrícola y Sección de Crédito de la Selva del Camp) en la modalidad agroindustria y Faustina de Solà-Morales Capdevila SL, en la modalidad empresa agraria.

COSELVA ha sido galardonada por el desarrollo y puesta en funcionamiento de un nuevo molino de aceite de oliva que incorpora un sistema innovador y al vacío de extracción en frío; por parte de Faustina de Solà-Morales Capdevila, la empresa ha sido premiado la transformación de una finca abandonada en una finca modelo y gestionada íntegramente de forma regenerativa.

Los ganadores recibirán 8.000 € cada uno, y los tres finalistas obtendrán 4.000 euros.

Tanto el Premio a la Innovación Tecnológica Agroalimentaria (PITA) como los premios RuralApps 2023 –que también se notificaron ayer, en su X edición- muestran un año más la apuesta por la innovación tecnológica en el sector agroalimentario catalán.

Respecto a las iniciativas ganadoras de los premios RuralApps 2023, han sido premiados la solución tecnológica ModpoW AgriTechnologies, de la empresa ModpoW, por la gestión profesional del riego y la fertilización y Oncoalicia, de la Fundació Alícia, una plataforma con información contrastada que ayuda a las personas afectadas de cáncer en la alimentación. Este galardón lo otorga el Departament d’Acció Climàtica con apoyo del centro tecnológico Eurecat.

Creado en 2001, estos 22 años se han presentado al Premio a la Innovación cerca de 500 solicitudes de toda Cataluña, de las cuales el Departament ha premiado a 116 candidaturas innovadoras de empresas agrarias, agroindustrias y personas jóvenes emprendedoras. Entre ellas, ahora, está Torclum y su transformadora manera de conseguir un excelente aceite de oliva virgen extra.

El director general de Empresas Agroalimentarias, Calidad y Gastronomía, Joan Gòdia i Tresànchez, ha presidido el jurado y lo han constituido representantes de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), de la Universitat de Lleida (UdL), del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) y del propio Departament.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *